Marcha Verde, los derechos humanos y las juntas de vecinos de Los Alcarrizos El director del Calventi admite fallas le atribuyen dirigentes comunitarios

Los Alcarrizos.- El hospital Vinicio Calventi carece de algunos equipos y de una labor de labor directa con la comunidad para de esa manera incidir en la prevención que reduzca la asistencia masiva de pacientes en el municipio Los Alcarrizos, con una población que supera los 300,000 habitantes, declaró Orlando Vargas, director del centro.

Los dirigentes de la marcha iniciada este miércoles desde la intersección de las calles Duarte con Carretera hacia Hato Nuevo hasta el centro de salud denunciaron las “excesivas” muertes de pacientes en condiciones críticas cuando son trasladados al hospital de la Fuerza Aérea y al Marcelino Vélez Santana “porque aquí faltan muchos equipos”.

Vargas, al hablar con los periodistas al término de la protesta montada por dirigentes de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH-RD), el colectivo Marcha Verde y juntas de vecinos, admitió también que la carencia de equipos provoca el traslado de pacientes en estado crítico hacia el hospital de la Fuerza Aérea, en San Isidro, Santo Domingo Este y en otros casos al Marcelino Vélez Santana, ubicado en Santo Domingo Oeste.

Sostuvo que esa realidad se presenta porque, de manera significativa, se carece de un tomógrafo y otros equipos para captar imágenes.

“Nosotros, como hospital del tercer nivel, que tenemos una residencia en medicina familiar y geriatría, requerimos trabajar directamente con la comunidad. Es una política que debe ser reforzada para incidir en la reducción de enfermedades en esta zona tan sobrepoblada”, dijo el galeno.

Según sus informaciones, el Vinicio Calventi formó parte de los 56 hospitales intervenidos en 2013 para reparaciones y ampliaciones, “resultado de lo cual tenemos dos plantas (de cuatro) inhabilitadas”.

No obstante, Vargas ponderó el esfuerzo que se realiza desde el centro sanitario para que los pacientes reciban unas atenciones de calidad pese a las limitaciones.

Informó que cada día son recibidos hasta 250 pacientes en el área de emergencias y hasta 700 en consultas.

El hospital Vinicio Calventi, según el director, administra un presupuesto mensual de asignaciones del Estado de RD$265 millones por mes, más los ingresos por servicios que presta a los pacientes de las aseguradoras de riesgos de salud.

Agregó que las operaciones son realizadas con una deuda de RD$380 millones, “consecuencia de un déficit creciente pese a haber celebrado esta semana sus 14 años de labores”.

Una protesta bajo asedio

El coronel Julio C. Lorenzo Pulinario, director del Departamento Oeste de la Policía con asiento en Los Alcarrizos y el coronel Abraham Méndez, de la zona Suroeste ubicada en el sector Los Americanos, quienes vigilaron de cerca la manifestación, debieron dispersar a tiros a varios jóvenes que incendiaron neumáticos en la ruta de la marcha y profirieron amenazas de muerte a los dirigentes Noé Díaz Salas, el periodista Donald Troncoso y el fotorreportero Ramón Salvador (Jonhattan).

“Esos son delincuentes que pagó el director del hospital Calventi para asesinarnos y si no lo lograban impedir que marcháramos hacia allá”, dijo Díaz Salas.

Que Opinas

Deja un comentario